TEORÍA DE LA OFERTA Y LA DEMANDA DE LA ACCIÓN DEL PRECIO

La esencia de todas las transacciones monetarias en el mercado financiero es el juego universal de oferta versus demanda, que existe desde el comienzo de la humanidad. La teoría de la oferta y la demanda de la acción del precio se considera la base de la economía moderna, ya que desempeña un papel crucial a la hora de impulsar las acciones de los actores del mercado, al mismo tiempo que da forma a los movimientos de precios de diferentes clases de activos. 

En esta mirada detallada, nos proponemos descubrir los misterios de la relación entre oferta y demanda, analizar su papel en el precio del descubrimiento, la finalización del mercado y la asignación de recursos.

La teoría de la oferta y la demanda no es simplemente un fenómeno que tiene lugar en los mercados fiscales. Es una ley básica de la economía que opera la producción, asignación y utilización de bienes y servicios en su propio sistema. 

El hecho de que un producto en particular sea favorecido o no en el mercado está determinado principalmente por factores como su precio, accesibilidad y si es de gran utilidad o no. Igualmente, la oferta de un bien o servicio está determinada o afectada por una serie de factores al igual que su costo de producción, disponibilidad de materias primas y tecnología.

En este sentido, las fluctuaciones de la oferta y la demanda tienen un efecto pronunciado sobre las tasas de los activos en los mercados financieros, incluidas acciones, bonos, divisas y materias primas. 

El precio del activo se define por la interacción entre el postor y el oferente en el mercado. A medida que cambian las circunstancias, la tasa de venta de activos aumenta y cuando la oferta es mayor, el precio sigue cayendo.

Discernir las interrelaciones entre la oferta y la demanda es una parte fundamental de la obtención de ganancias tanto para los inversores como para los comerciantes que utilizan los movimientos de los precios en los mercados financieros como instrumento. 

Al estudiar la dinámica de las variables indicadoras, los inversores pueden aclarar la tendencia del mercado y tomar la decisión de inversión adecuada. Además de esto, la participación de los responsables de las políticas en la dinámica de la oferta y la demanda puede conducir a la creación de buenas políticas económicas influidas para lograr crecimiento y estabilidad. En este ensayo, investigaremos de cerca la dinámica de la oferta y la demanda, analizando los diversos factores que las afectan y su función para determinar los resultados del mercado.

Comprender la oferta y la demanda

La oferta y la demanda son las principales fuerzas del mercado que, en última instancia, determinan los precios. En realidad, la oferta es la cantidad de un bien o servicio que los productores están preparados y pueden ofrecer a la venta si cambian los diferentes precios. 

Asimismo, la demanda se refiere a la cantidad de bienes o servicios que los clientes están dispuestos y pueden comprar a distintos precios. 

La competencia entre estas dos fuerzas es el factor indeterminante que determina el precio de equilibrio, donde la oferta cancela la demanda y el mercado se equilibra.

La ley de la demanda

La ley de la demanda afirma que la cantidad demandada disminuye mientras el precio de un bien o servicio aumenta; por el contrario, la cantidad demandada aumenta cuando el precio baja. 

Esta es la piedra angular de la relación inversa entre el precio y la cantidad demandada, expresando el concepto de utilidad marginal decreciente. Los consumidores están acostumbrados a pagar un precio más alto y, por lo tanto, asignan sus recursos de manera más juiciosa y, a su vez, gastan menos en este bien o servicio.

La ley de la oferta

Además, la ley de la oferta sostiene que, en igualdad de condiciones, cuanto más aumenta el precio de un bien o servicio, la oferta aumenta y, a la inversa, una mayor oferta da como resultado precios más bajos. Esta respuesta directa de la cantidad ofrecida al precio es la expresión de la búsqueda de ganancias por parte de los fabricantes. Los altos precios hacen que los proveedores pongan más énfasis en su planta de fabricación, lo que generalmente conduce a una expansión del mercado.

Equilibrio del mercado

Esta noción de equilibrio de mercado representa un argumento fundamental en economía que implica una determinada situación en la que la cantidad de bienes o servicios demandados a un determinado nivel de precios es igual a la cantidad de bienes y servicios que el mercado ofrece al mismo nivel de precios. Además, existe una especie de equilibrio, lo que significa que vendedores y compradores se volverán indiferentes a las acciones de los demás y se conformarán con la cantidad exacta de bienes y servicios que quieren comprar y vender. Lo que equivale al equilibrio del mercado y por tanto el coste se mantiene constante.

Un mercado en equilibrio es una condición dinámica y se modifica en respuesta a diferentes factores como el gusto del cliente, las innovaciones tecnológicas y las políticas del gobierno. La divergencia con respecto a una posición equilibrada hace que el nivel de precios se ajuste, ya que las fuerzas del mercado reaccionan con miras a mantenerlo equilibrado. Por ejemplo, si el precio es superior al de equilibrio, hay un exceso de oferta que da el signo de la dirección descendente del costo. Por otro lado, si el tipo se da por debajo del equilibrio se produce un aumento de la demanda debido a la presión sobre los precios, lo que lleva a que se experimente un mayor nivel de precios.

El equilibrio del mercado, al ser un concepto crucial, permite a los economistas captar la esencia de cómo funcionan los mercados y qué factores determinan el nivel de precios. El equilibrio del mercado no sólo es un concepto tan importante que se emplea en muchos modelos, sino también en teorías que pretenden mostrar el dinamismo del mercado. También es de destacar que el equilibrio del mercado sirve como un factor imperativo para las empresas y los inversores, ya que les ayuda a poner en práctica las decisiones relacionadas con la producción, los precios y la inversión.

El equilibrio de mercado es un concepto esencial que explica matemáticamente la situación en la que la cantidad que la gente quiere comprar es la misma que la cantidad que se produce y se vende a un precio determinado. Esta es una situación dinámica que, en diversas condiciones, el equilibrio cambia constantemente, y cualquier desequilibrio obligaría a ajustes de precios a medida que las fuerzas del mercado avanzan para restablecer el equilibrio.

Factores que afectan la oferta y la demanda

Los conceptos básicos de oferta y demanda son la base de la economía y ayudan a ver cómo funcionan los sistemas económicos. Involucrarse en el conocimiento de por qué fluctúan la oferta y la demanda de bienes y servicios puede proporcionar esta perspectiva única sobre la forma en que funcionan los mercados y por qué ciertos factores pueden influir en ellos.

Un factor central de la oferta y la demanda que es algo elástico es el precio. Ésta es la proporción en la que los bienes demandados u ofrecidos cambiarán a la luz de los cambios de precios. Los artículos que tienen una oferta y demanda elástica versus inelástica tienden a exponer una mayor fluctuación en función de los cambios en sus precios, mientras que los artículos con el último tipo de elasticidad son bastante insensibles.

Además, entran en juego los efectos ingreso y sustitución que también pueden contribuir a la fluctuación de la oferta y la demanda. Los ajustes en el ingreso disponible de los consumidores y las alternativas a los bienes originales pueden ser un factor clave para la dinámica del mercado. Por ejemplo, los ingresos de los consumidores aumentan, el consumo de artículos de lujo podría aumentar, pero si esos mismos productos se ofrecen más baratos, presumiblemente los consumidores preferirán comprarlos.

Otro efecto interesante que los cambios tecnológicos pueden tener sobre la oferta y la demanda es otro. Una de las ventajas de las mejoras tecnológicas es que se pueden reducir los costos de producción o aumentar la eficiencia, lo que, a su vez, puede resultar en una reducción del precio de los productos y una mayor influencia positiva en la demanda del mercado. Del mismo modo, los cambios tecnológicos son capaces de modificar las elecciones de los consumidores e inducir diversos patrones de desplazamiento de la oferta.

Las políticas del gobierno también se reflejarán significativamente en la creación de demanda y oferta en varias áreas. La dinámica del mercado podría utilizarse como caso para los impuestos, los subsidios y las regulaciones son sólo algunas de las intervenciones gubernamentales de las que se desprenden estos ejemplos. Además, los impuestos sobre productos específicos pueden dar lugar a una disminución de la demanda, mientras que los subsidios pueden estimular la producción, lo que podría aumentar aún más la disponibilidad de esos productos en el mercado.

Implicaciones para la acción del precio

El concepto de oferta y demanda es, sin embargo, la raíz de la práctica económica. La teoría se basa en la lógica de que el precio de los bienes y servicios es uniforme entre la cantidad de bienes y servicios que los productores están dispuestos a ofrecer y el bien de los consumidores que han podido comprar.

El equilibrio por el lado de la oferta depende de la disponibilidad de servicios productivos generada por los productores en el mercado. 

Esto no deja de verse afectado por la influencia de factores como el costo de producción, la tecnología, la disponibilidad de recursos y las políticas gubernamentales. Por el contrario, las tendencias en el segmento de la demanda suelen verse afectadas por diversos factores como las preferencias de los clientes, los ingresos disponibles, la existencia de sustitutos y las estrategias de marketing.

El equilibrio de precios en un mercado es el resultado de la interacción del comportamiento de la oferta y la demanda; El precio de equilibrio es aquel al que la cantidad total ofrecida es igual a la cantidad total demandada. La determinación del precio de equilibrio se realiza en la intersección de dos curvas: la oferta de los productores está en el punto donde el precio y la cantidad están en equilibrio; por otro lado, si el precio es demasiado alto, los consumidores demandarán menos y los productores ofrecerán más, lo que lleva a al excedente. 

Por el contrario, si el precio es de bajo coste, los consumidores querrán más y los productores producirán menos y en consecuencia habrá menos.

La teoría de la oferta y la demanda brinda la clave para comprender la dinámica del mercado además de predecir el resultado futuro del precio. 

Al comprender la condición fundamental que motiva la oferta y la demanda, los comerciantes e inversores podrán ver oportunidades estratégicas y también sabrán cómo afrontar los riesgos. Además, las alteraciones en las condiciones del mercado de mantenimiento y demanda generalmente pueden representar los cambios en la mentalidad del mercado y brindar una perspectiva útil sobre la tendencia económica general.

A modo de ejemplo, los precios del petróleo aumentarán, dado el aumento de la demanda debido a la recuperación económica. Los productores intentarán entonces seguir el ritmo de una tendencia impulsada por la demanda. 

Además, la escasez causada por tensiones geopolíticas o catástrofes naturales puede provocar un aumento de los precios del petróleo como consecuencia de una menor oferta. Al comprender estos factores, los comerciantes e inversores pueden tomar decisiones sensatas de comprar o vender futuros del petróleo en el momento correcto.

Conclusión 

En conclusión, la teoría de la oferta y la demanda es la base de la teoría económica y la toma de decisiones. Al contemplar la relación dinámica entre oferta y demanda, los economistas y los participantes del mercado obtienen información útil sobre las fuerzas que determinan las tendencias de los precios y los resultados del mercado. 

Teniendo en cuenta la variedad de factores que influyen en el ámbito mundial, los principios económicos probados y verdaderos de la oferta y la demanda son de gran ayuda cuando se trata de comprender y explicar los caprichos de los mercados.